martes, 31 de julio de 2007

El aborto

Hoy en el periódico de El Pais (en defensa de un progresismo que da palos de ciego) se lamenta de la poca propensión de los médicos de las administraciones públicas a practicar el aborto.

El aborto, como bien señala el artículo, no está penado según la ley española desde hace 22 años, con lo cual no es delito practicarlo. Eso es lo que dice la ley. Otra cosa es lo que piensan y hacen los médicos (que saben más de abortos que la propia ley, la cual está mucho más influenciada por presiones políticas que no por la realidad del hecho del aborto).

La mayoría de médicos de las instituciones públicas no practican abortos y eso es por que ellos mismos lo consideran un asesinato y no quieren ser cómplices de tal acto. La alternativa es irse a institutos privados donde el dinero manda (i Sant Pere canta).

En este caso, los médicos conocen bien la realidad de sus actos y un médico sabe más lo que está haciendo que una embarazada o una adolescente de 16 años que tiene toda su vida por delante (aunque les pese a muchos). Aunque la ley diga lo que diga, la ley nunca tiene que estar por encima de las personas.

Hay 2 formas de hacer las leyes: por imposición ideológica o como respuesta a una necesidad real.

El problema viene cuando la gente no quiere mirar la realidad en su totalidad sino quitar la parte de esta que le molesta. Como si existiera el “derecho de quitar del medio lo que no me gusta”. Las leyes que obedecen a esta lógica acaban por ser inútiles o ficticias (como sucede en el caso que estamos comentando)

De estas cosas el nuestro presidente Zapatero sabe un rato….